Welcome to the wedding food market: la boda Entre Tules de Sonia y Dani

Welcome to the wedding food market: la boda Entre Tules de Sonia y Dani

¿Puede un mercado gourmet ser la inspiración de una boda? Cuando Sonia me explicó su idea de boda, tuve muy claras dos cosas. La primera, que era una locura. ¿Un mercado en una boda? ¿Sólo tres meses para organizarlo todo? Y la segunda, que no me lo quería perder por nada del mundo. Me encanta que las bodas supongan un reto, que los novios se salgan de lo establecido y quieran que una boda original, que sea su fiesta, a su modo, sin ataduras ni ideas preconcebidas. Y aquí empezaron tres meses de trabajo muy intenso.

Sonia y Dani querían una boda única, como ellos, al margen de protocolos, que fuera una fiesta para disfrutar con sus seres queridos, un día único y refescante. Como veréis en las fotos, fue un día muy divertido y lleno de emociones.

Para la decoración utilizamos elementos propios de un mercado: cajas de vino, barriles de madera, botellas de cristal… y le dimos un toque otoñal con unas dalias color vino que fueron el leitmotiv de la decoración floral, combinadas con un precioso astilbe de color rosa, crisantemos blancos, eucaliptus y rosas color crema. El porche de la masía estaba adornado con guirnaldas blancas, y en él colocamos una mesita con  limonada bien fresquita y algunos detallitos más que os enseñaré en otro post. ¡Hay mucho que enseñar de esta boda!

Además había un chillout con cajas de madera pintadas y cojines hechos con tela de saco, que iluminamos con velas. ¡Fue el toque perfecto para el fin de fiesta!

la market wedding de Sonia y Daniel 36la market wedding de Sonia y Daniel 25la market wedding de Sonia y Daniel

Sonia estaba preciosa, con su vestido de Otaduy y un tocado de hortensia preservada y plumas. El ramo quiso hacérselo ella misma, la mañana de la boda. Por nuestra improvisada floristería en el comedor de la masía pasaron esa mañana sus damas de honor para ayudarla a confeccionar su ramo, fue muy especial para todas ellas, ¿no os parece una forma preciosa de compartir los últimos momentos de soltera?

la market wedding de Sonia y Daniel 8

la market wedding de Sonia y Daniel 12

La boda estuvo llena de pequeños detalles y guiños románticos: el vino que se sirvió era el mismo que Sonia y Dani bebieron en su primera cita, y con el que han brindado en los momentos importantes de su vida. La ceremonia fue celebrada por el tío de Sonia, que entre lágrimas, risas, miradas de complicidad y cariñosas palabras de la hermana del novio y amigas de la novia los unió para siempre como marido y mujer.

la market wedding de Sonia y Daniel 33

la market wedding de Sonia y Daniel 31

la market wedding de Sonia y Daniel 11la market wedding de Sonia y Daniel 10la market wedding de Sonia y Daniel 7la market wedding de Sonia y Daniel 6

El aperitivo se sirvió en barriles convertidos en mesitas, al lado de la piscina y con unas vistas preciosas al parque natural del Montseny.

IMG_9785

Después del aperitivo al lado de la piscina, se sirvió la cena delante de la masía, en mesas imperiales iluminadas por velas y guirnaldas de bombillas. Para darle ese aire de mercado gourmet distribuimos la comida en estaciones: de quesos, de panecillos, salmón ahumado, ensaladas, sushi… y las decoramos con productos frescos de temporada: zanahorias, remolachas, higos, granadas… Utilizamos también cajas de vino y cestas artesanales para acabar de dar los últimos toques a la decoración. Cada invitado se levantaba cuando quería y se servía a su gusto, como si se tratara de una cena en familia. Y este fue el resultado, ¿qué os parece?

la market wedding de Sonia y Daniel buffet mesas

IMG_9180

la market wedding de Sonia y Daniel buffet 3 la market wedding de Sonia y Daniel buffet 4 la market wedding de Sonia y Daniel buffet 5 la market wedding de Sonia y Daniel buffet 7 la market wedding de Sonia y Daniel buffetla market wedding de Sonia y Daniel 34

 

Vestido: Otaduy

Tocado: Lito y Lola, idea original de la novia.

Montaje floral: Bodas Entre Tules

Coordinación: Bodas Entre Tules

Decoración: Bodas Entre Tules

Ramo: DIY de la novia

Diseño gráfico: Laia Muna

Cátering: Torres Hellman Cátering

Imágenes: Martina Matencio

Masía: Cal Berenguer

Maquillaje y peluquería: Sara Cela Makeup

Por cierto, desde hoy hasta el 31, soy la amiga invitada del blog Milowcost. Como ya os conté hace tiempo, Carmen diseñó el logo de Entre Tules. Por eso y porque su blog está lleno de grandes ideas, cosas bonitas y mucho diseño, os invito a hacerle una visita.

La boda Entre Tules de Esther y Stephan (I)

La boda Entre Tules de Esther y Stephan (I)

Ayudar a una pareja a organizar su boda es algo muy especial y que genera un vínculo (más o menos fuerte) muy personal. Estás acompañándoles en el camino a uno de los días más bonitos de su vida: estás allí cuando ella encuentra EL vestido, cuando, después de visitar un montón de casas rurales encontramos el sitio perfecto y se miran, imaginando cómo será su día, estás allí cuando la novia ve por primera vez su ramo y le brillan los ojos de emoción, cuando llegan al lugar de la boda y lo ven por primera vez decorado para ellos, estás allí para solucionar problemas antes de que ellos sepan que hay un problema…

Esther y Stephan han sido especiales desde el primer momento, porque ellos fueron los primeros novios Entre Tules, que confiaron en mi sin saber cómo resultaría y sin haber visto mi trabajo. Ellos viven en Alemania, así que la mayor parte de la organización de la boda se hizo entre conversaciones de Skype y mails, muchos mails. Él alemán, ella de aquí, son una pareja con una personalidad muy fuerte, que tenían muy claro lo que querían y cómo lo querían: un fin de semana con la familia más cercana y los amigos de toda la vida, que empezara con la celebración de su boda y acabara con un domingo de piscina y barbacoa. Esther y Stephan querían un ambiente muy campestre, desenfadado e informal, con un aire handmade. Fue una boda muy íntima, poco más de 30 invitados, parte alemanes y parte españoles. Toda la decoración que veréis la hicimos a mano Esther y yo: banderines, tarritos decorados, invitaciones, photocall… fueron muchas horas de trabajo pero mereció muchísimo la pena por lo felices que quedaron con el resultado. Pocas cosas en este trabajo son más bonitas que el momento en que unos novios se emocionen cuando te dicen que la boda que has organizado supera todas las expectativas que tenían y que no se imaginaban hasta qué punto iba a quedar tan bonito. ¡¡Me emocioné yo también!!

El hilo conductor de la boda era la lavanda, la flor preferida de Esther, que quedaba ideal en el marco campestre elegido. Esther lucía un precioso vestido de Inmaculada García que fue amor a primera vista, y un tocado de flores a juego con su ramo de Atmòsfera. La ceremonia, muy emotiva, se celebró en en Palauet de Can Buxeres, un edificio señorial del s. XVIII en Hospitalet. De ahí la fiesta se trasladó a una casa rural antigua, entre bosque de pinos, viñas y campos de trigo llena de auténticos tesoros (entre ellos dos carros antiguos) que incorporamos a la decoración de la boda. Fue una auténtica fiesta, con un aperitivo bajo las encinas, música en directo, comida al fresco del porche, barra de dulces (con donuts incluidos) y baile bajo guirnaldas de luces. Todo el mundo se divirtió, los tacones desaparecieron en cuanto empezó a sonar la música y el cariño se pudo sentir durante todo el día.

Prometo un post con todos los pequeños detalles, para no alargarme demasiado. y ahora sí, las preciosas fotos que hizo Blanca Gaig. Podéis ver más fotos y el making off en Instagram, #labodadeestherystephan.

DSC_5093

DSC_5193

DSC_5521

DSC_5957

DSC_6007DSC_6112

DSC_6116

DSC_6795

DSC_6293

DSC_6264

dsc_6280DSC_6327

músicosDSC_6587DSC_6563

DSC_6435

DSC_6451

DSC_6487 DSC_6824 DSC_6982 DSC_7103 DSC_7133 DSC_7348 DSC_7373

fotoefectos.com__final_206995544483_

Estas fueron las palabras que dejaron Esther y Stephan para futuros novios Entre Tules contando su experiencia.

“Ha sido un gran descubrimiento. Queríamos una boda pequeña, rural y un poco diferente. Lo hemos tenido y todo ello gracias a María Luisa que ha ayudado en todo momento. Entendió rápidamente cual era nuestro objetivo y nos ha ayudado a poder realizarlo. Al no hacerlo en un restaurante, sino un fin de semana en una casa rural, hemos necesitado mucha organización y planificación. María Luisa ha estado pendiente en todo momento, atendiendo los mil temas que teníamos pendientes. Sin ella no hubiera podido ser, o por lo menos no sin volvernos locos ese fin de semana. Lo recomiendo totalmente, especialmente si se quiere hacer algo más personificado. ¡Un 10! Muchas gracias.”

Vestido de la novia: Inmaculada García

Fotografía: Blanca Gaig

Ramo: Atmòsfera

Música: Núria Tamayo

Espacio: Sellarés Rural

¿Y tú? ¿Quieres una boda Entre Tules?

La boda handmade de Aida y Adrián

La boda handmade de Aida y Adrián

Todos los novios ponen mucho amor en la preparación de su boda, no podría ser menos, pero es muy bonito cuando se implican tantísimo como lo hicieron Aida y Adrián, porque entonces cada detalle de la fiesta habla de los novios, de su personalidad, de sus emociones.

Aida y Adrián diseñaron y realizaron cada uno de los detalles que veréis en las fotos en los meses antes de su boda. Se divirtieron muchísimo haciéndolos y convirtieron los preparativos en un montón de preciosos momentos trabajando juntos. Fue una boda 100%. hand made. Cada pequeño adorno, cada regalito… todo salió de sus manos y de las de la madre de Aida, una fan incondicional del handmade que también puso su pequeño grano de arena. ¡Incluso hizo la pajarita del novio! ¡Viva las suegras majas!

La boda se celebró en el el Castiello de Selorio, una finca muy especial en plena naturaleza. Con lo mucho que me gustan los paisajes asturianos, para mi era el marco ideal para una boda tan preciosa. Como no podía ser menos, Aida quiso un vestido muy personalizado, y para eso se puso en manos de Nicolás  Costura, que supo plasmar en este precioso vestido de tul y encajes todas sus ideas. Amelia Duarte fue la responsable de poner así de guapa a la novia con la peluquería y el maquillaje. Las flores eran de Pando, una de mis floristerías preferidas. Y para acabar de hacerlo más emotivo y personal si cabe, algunas de las flores que veis en el ramo y en los centros fueron cultivadas por la madre de la novia. ¡¡No se puede ser más handmade!!

Os dejo con las imágenes de los geniales JKF Imagen Social, que con tanto cariño han retratado esta boda y seguro que os sacarán una sonrisa (¡y ganas de casaros!).

¡¡Disfrutad!!

unnamed

unnamed (1)

AyA06AyA05 AyA07 AyA08 AyA09 AyA10 AyA10b AyA11 AyA13 AyA14 AyA15 AyA16 AyA17 AyA18 AyA19

AyA04AyA20AyA03 AyA21 AyA21b AyA22 AyA23 AyA24 AyA26

AIDA & ADRIAN-600AIDA & ADRIAN-894

Una boda handmade española por The Love Studio

Una boda handmade española por The Love Studio

Hace bastante que sigo el trabajo de The Love Studio, y esta pareja de fotógrafos se han convertido en unos de mis preferidos por el mimo con el que hacen su trabajo.

Lo primero que me enamoró de esta boda fue el ramo de Vanessa, la novia. Los claveles parece que van ganando terreno en la floristería nupcial y eso me gusta, es una flor preciosa, con muchísimas posibilidades en cuanto a colores y muy resistente. Llevaba también astilbe y rosas, dos flores que me encantan.

Pero lo que acabó de seducirme fue el mimo que la novia había puesto en cada detalle. Es de esas bodas que inspiran, que no te cansas de mirar.

 

 Me encanta esta forma tan sencilla y bonita de adornar las sillas de la ceremonia.

 

 Vanessa hizo ella misma el seating plan con etiquetas craft. ¡Quedó precioso!

 Los carteles de las mesas seguían la misma línea, y el nombre de los invitados estaba bordado en un corazón.

Tuvieron un montón de detalles de lo más dulce.

 

¿Haréis algún DIY para vuestra boda o preferís no complicaros mucho?